martes, 10 de mayo de 2016

Juul, un cuento sobre el maltrato entre iguales

Juul, un cuento sobre el maltrato entre iguales



La historia de Juul tiene su origen en una breve noticia, publicada en un diario belga: Un chico de 13 años se suicida después de haber sufrido vejaciones a manos de otros niños.

El libro de Gregie de Maeyer y Koen Vanmechelen, aparentemente duro, es una cálida y comprometida llamada de atención para que los lectores, no solamente niños, reflexionen sobre la crueldad y la violencia que se da entre los propios niños también en España.

Juul es un muñeco de madera del que todos se ríen Así, se mofan de sus rizos (¡hilo de cobre!, ¡tienes mierda en el pelo!, ¡Caca roja!..), de su cabeza (¡bola de billar! ¡canica!, ¡huevo!),o de sus orejas (¡Dumbo!, ¡echate a volar!), de sus ojos,...
Juul anhela ser querido y aceptado

Todos los seres humanos necesitamos sentirnos valorados, aceptados, queridos y respetados por los demás. Si nos dicen que somos muy torpes, que no valemos para nada, que somos unos incapaces, o nos humillan riéndose de nosotros es como si nos fueran rompiendo a trocitos por dentro. Las humillaciones, las ofensas y las burlas pueden hundirnos en la desolación y hacernos sentir tan desgraciados que incluso lleguemos a desear arrancarnos ese pelo que los demás han comparado con un estropajo, o esas orejas con las que afirman que podríamos volar, o esa lengua que tartamudea al tropezar con el miedo.


Los otros son un espejo en el que nos vemos reflejados. Si la imagen que nos devuelven los otros es positiva, nos sentimos optimistas, alegres, con ganas de vivir y de mejorarnos a nosotros mismos y al mundo entero. Si, por el contrario,  la imagen es negativa, podemos hacer desaparecer aquello que a los otros no les gusta. Y esto es lo que le sucedió a Juul. Se fue arrancado las partes que a los otros no les gustaba de él. Juul se mutiló poco a poco, impulsado por la crueldad de los demás hasta quedarse sin cuerpo.
Parece el relato de una autodestrucción, de alguien que pretende acabar consigo mismo, Sin embargo, no es así. Juul se mutila movido por las pullas, las vejaciones y el acoso de sus compañeros/as

Juul es una historia de amor. Quiere ser querido y, a la vez desea querer a los otros, busca su proximidad, su acercamiento. Por ellos destroza su cuerpo. Arranca de sí mismo lo que les separa de los demás. Y esta historia termina con la esperanza que da el afecto. Juul y todos y todas  las Juuls del mundo pueden reconstruirse cuando alguién, con todo el cariño que no han recibido, les pregunte: “¿Qué te ha pasado, Juul?, como hizo Nora la niña que recogió lo poco que quedaba de él, lo llevó a casa, lo acarició, lo escuchó, y le dijo cosas bonitas. Gracias a Nora, Juul se va a reconstruir

Aquí os dejo el enlace a la Unidad didáctica

No hay comentarios:

Publicar un comentario